Derechos y responsabilidades – Tagalo

El objetivo de este artículo es actualizar la discusión exegética del concepto de patrimonialismo en los escritos sociológicos de Max Weber. A raíz de los resultados de la última publicación de sus obras, se discute la evolución de la sociología de la dominación en las diferentes etapas de la escritura de Economía y sociedad, con especial énfasis en los cambios que Weber introduce en el tipo tradicional de dominación. Centrándonos en la historia de la obra, se distinguen dos modelos conceptuales de patrimonialismo que se suceden en sus escritos: el modelo doméstico y el modelo organizativo. Desde un punto de vista sistemático, se detallarán estos modelos en su carácter teórico (de tipo ideal) y como instrumentos comparativos de análisis socio-empírico. En la conclusión, y en afinidad con los modelos de Weber, se caracterizan dos concepciones ideales-tipo del patrimonialismo presentes en el debate brasileño: la concepción socio-patriarcal y la institucional-liberal.

El problema es que, a pesar de intentar producir una interpretación más adecuada de Weber, esas críticas no tienen éxito y acaban reproduciendo los mismos problemas. Sin embargo, no es mi intención hacer una revisión de los supuestos equívocos de esta literatura, y menos aún problematizar la correspondencia empírica entre el concepto de patrimonialismo y la realidad sociopolítica brasileña: no es el mérito intrínseco de esta propuesta histórico-sociológica lo que pongo en duda. De hecho, creo que es necesario liberar la discusión de este retorno a las fuentes y de un intento de delimitar un significado «verdadero» a esta noción, como si los conceptos fueran incapaces de absorber los cambios semánticos que reviven y reinventan su relevancia analítica.

Momento de la mediación-EP 7 Socio director de la CPLS Tee Persad

Palabras clave temáticas: economía de las drogas, políticas de drogas, criminalización, prohibición, estrategias de control de drogas, guerra contra las drogas, delincuencia, gobernanza, clientelismo, corrupción, Estados frágiles, estabilidad política, participaciónTop of page

LEER  Reclamacion jefe provincial de trafico

Notas de los autoresConflicto de intereses. El autor declara no tener intereses en conflicto. Khalid Tinasti es el Secretario Ejecutivo de la Comisión Global de Políticas de Drogas (GCDP), co-convocante de este número temático de Políticas de Desarrollo Internacional sobre desarrollo y políticas de drogas, y actúa como co-editor de este número especial.

2Existe una amplia bibliografía y pruebas del fracaso del actual régimen de control, basado en la prohibición y la represión, a la hora de lograr cualquiera de sus objetivos de eliminación del consumo de drogas recreativas (GCDP, 2011; Csete et al., 2016). Además, el cumplimiento de las leyes y políticas que prohíben el consumo de drogas es escaso, lo que se demuestra por el hecho de que varios cientos de millones de personas consumen drogas anualmente.

6La naturaleza de la autoridad política y su relación con las instituciones públicas en los países dominantemente productores y de tránsito de drogas difiere de la de los países dominantemente consumidores. La mayoría de los primeros estaban alcanzando la independencia y estableciendo sus instituciones estatales y sistemas políticos en el momento de la adopción del régimen internacional de control de drogas, a partir de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961. El régimen de control de drogas, basado en la prohibición, puede considerarse, por tanto, como antitético a la naturaleza de las instituciones de estos países, en los que tanto las instituciones formales como las informales influyen en el sistema político. Una de las principales características de estas instituciones informales es el neopatrimonialismo. El término deriva del concepto de patrimonialismo, que Max Weber utiliza para describir el principio de autoridad en la política tradicional (Weber, 2003 [1921]).2 El concepto neopatrimonial, desarrollado por Jean-François Médard, tiene el siguiente significado: «la noción de neopatrimonialismo tiene para nosotros el interés de ser menos normativa que la de corrupción y más comparativa que la de la «política del vientre»»3 (Médard, 1990).

LEER  Modelo de reclamacion bankia

Venta de una participación indivisa en un terreno – Wharton Fort Bend

ResumenEl auge de la desigualdad de la riqueza que se ha producido en las últimas décadas ha generado un fuerte aumento del interés de los estudiosos tanto por los factores que impulsan la brecha de la riqueza como por sus consecuencias. En la ciencia política, una cuestión pertinente se refiere al comportamiento político a través del espectro de la riqueza. Un argumento habitual es que los ricos practican el voto patrimonial, es decir, que votan a partidos de derechas para maximizar el rendimiento de sus activos. Si bien esta pauta está bien documentada desde el punto de vista descriptivo, no es tan seguro que refleje una relación causal real entre la riqueza y las preferencias políticas. En este estudio, aportamos nuevas pruebas explotando la variación de la riqueza en parejas de gemelos idénticos. Nuestros resultados sugieren que, aunque una mayor riqueza está relacionada descriptivamente con un mayor apoyo a los partidos de derechas, el impacto causal de la riqueza en las preferencias políticas es probablemente muy exagerado. Para varias áreas políticas relevantes estos efectos pueden no existir en absoluto. Además, el sesgo en las estimaciones observacionales ingenuas parece estar impulsado principalmente por los factores de confusión familiares ambientales compartidos dentro de los pares de gemelos, más que por los factores de confusión genéticos.

Conozca al abogado Brian McDonnell

En términos generales, la actio Aquiliae proporciona un remedio para la pérdida patrimonial y la actio injuriarum ofrece una compensación por la pérdida sentimental. Sin embargo, bajo la influencia de la costumbre germánica, el derecho romano-holandés aceptó que se pudieran recuperar ciertas formas de daños no patrimoniales en virtud de la actio legis Aquiliae. En este último sentido, es posible, en virtud de la acción aquiliana moderna, obtener una indemnización por daños y perjuicios, como el dolor y el sufrimiento, la desfiguración, la pérdida de las comodidades de la vida y la pérdida de la expectativa de vida.

LEER  Demanda de reclamacion de cantidad

En el marco de la acción de Aquilian, «el principio básico en el que se basa la concesión de daños y perjuicios [en el marco de esta acción] es que la indemnización debe evaluarse de forma que sitúe a P, en la medida de lo posible, en la posición que habría ocupado si no se hubiera cometido el acto ilícito que causó el daño». (Corbett, Buchanan & Gauntlett The Quantum of Damages in Bodily and Fatal Injury Cases). Para calcular la cuantía de los daños, el tribunal debe comparar la situación de P antes y después de la comisión del delito. Hay que tener en cuenta no sólo la pérdida positiva sufrida por él, sino también las pérdidas negativas en forma de ganancias que P no pudo obtener como consecuencia del acto ilícito. Así, el perjudicado puede reclamar no sólo los gastos médicos y hospitalarios, sino también el lucro cesante durante el periodo de incapacidad. Además, es posible reclamar daños no patrimoniales, como la desfiguración y el dolor y el sufrimiento. Estos últimos tipos de daños no pueden evaluarse con ninguna precisión matemática, y la cantidad «concedida como indemnización sólo puede determinarse mediante las más amplias consideraciones generales y la cifra a la que se llegue debe ser necesariamente incierta, dependiendo de la opinión del juez sobre lo que es justo en todas las circunstancias del caso».

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad